Skip to main content

Encontrar el equilibrio entre el trabajo y la vida personal es un desafío para muchos trabajadores. En los últimos años la conciliación de la vida laboral y familiar se ha convertido en una de las grandes aspiraciones para la mayoría. La verdad es que siempre ha existido, pero hasta ahora la sociedad no había sido tan consciente.  

¿Qué es la conciliación familiar y laboral? 

Este concepto hace referencia al balance que debe existir entre el tiempo que se dedica al trabajo y a la vida persona/familiar. El problema surge cuando se dedica menos tiempo a este último y, por lo tanto, se produce el descenso del auto-cuidado, el descanso y el ocio. Este hecho se puede producir por el propio interés y afición del empleado o por la mala gestión de talento en la empresa.  

¿Cuánto tiempo destinamos al trabajo? 

Para tener una mejor noción del tiempo que se dedica al trabajo y al tiempo libre, analizamos los datos del reporte realizado por la OCDE (Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico), la cual está formada por 38 países. Según este informe el 11% de los trabajadores de los territorios miembros trabajan 50 horas o más a la semana. En referencia a las horas dedicadas al cuidado personal, familiar y al ocio, en España los empleados a tiempo completo dedican el 66% de su día a estas actividades.  

¿Cómo mejorar la conciliación laboral y familiar? 

La cantidad y calidad de tiempo libre son fundamentales para mantener el bienestar general de las personas. Por este motivo, tener una correcta gestión del tiempo es imprescindible para poder alcanzar un equilibrio sano en nuestra vida. ¿Sabes cómo puedes conseguirlo? Aunque cada situación es un mundo, te compartimos algunas claves para que las puedas aplicar y puedas sacar tiempo para los tuyos.  

  • Eficiencia: evita las distracciones a la hora de trabajar y mantén un ritmo constante de trabajo. De esta forma podrás ser más productivo/a y acabar antes aquellas tareas que empieces.  
  • Prioridad: ordena las tareas según su prioridad. Puedes usar la matriz de Eisenhower, un método para poder organizar tus tareas según su urgencia e importancia para poder priorizarlas de forma efectiva. De este modo, evitarás tener la sensación de que todo es “para ya”. 
  • Planificación: planifica tu día y asigna un tiempo estimado a cada una de tus tareas. Saber cuáles son las tareas a lo largo de tu jornada, te ayudará a realizar un trabajo óptimo. Es importante marcar unos intervalos de tiempo reales que se ajusten a tu ritmo de trabajo para evitar exceder el tiempo de tu jornada laboral.  
  • Uso de la tecnología: la tecnología es una gran aliada de la conciliación. Gracias a los avances tecnológicos que se han realizado en los últimos años, trabajar en remoto es una realidad. Poder optar por este formato de trabajo es sin duda una de las mejores maneras para conseguir una buena conciliación laboral y familiar. 
  • Encuentra el botón de “OFF”: cuando finalices tu jornada y llegues a casa no estés pendiente de una llamada o de un e-mail, ya que si es así el tiempo que dedicas a los tuyos pierde calidad y no habrás desconectado al 100%. Es necesario que el tiempo libre lo aproveches al máximo y en este sentido también es fundamental no llevarte trabajo extra fuera de la oficina.  

Encontrar el equilibrio perfecto entre la vida laboral y familiar es todo un reto, pero merece la pena intentarlo no solo por los tuyos sino también por tu bienestar físico y mental. ¿Te animas a aplicar estos consejos?  

Leave a Reply